El indio de avellanado es una de las variedades más apreciadas por los montadores, una pluma usada por excelencia para montajes de verano y que debido a su eficacia y escasez se ha ganado un puesto entre las más buscadas. Como siempre a la hora de clasificar este tipo de pluma en sus diferentes variedades debemos prestar especial atención a la diferencia de color entre ellas.

Como pasa con muchas variedades los distintos tipos se van más allá de la simple división que se hace comúnmente, en la cual se recurre a separar en tres tipos: oscuro, medio y claro.
Las variedades son tantas como seamos capaces de identificar, siempre y cuando no superponamos tonos iguales. Un trabajo más a fondo nos ha llevado a distinguir hasta 6 variedades distintas como podéis apreciar en las imágenes siguientes. Desde el más claro al más oscuro y de izquierda a derecha tenemos un claro ejemplo de los distintos indios avellanados.

Variedades de Indio Avellanado

Un abanico de colores conforman la gama de indios avellanados. La pluma de gallo de León es única en calidad, matices y variedades, mucho más abundantes de lo que creemos.


De arriba a abajo detalle de las diferentes variedades, de más claros a más oscuros.

Avellanados claros


Avellanados medios


Avellanados oscuros



¿Avellanado o amarillo?

Ya dedicamos en su día un artículo a la diferenciación entre avellanados y rubiones (“Pluma de Gallo de León. Indio Rubión), en este caso nos centraremos en la otra variedad con la que es sencillo confundir los avellanados, el indio amarillo.
Existe un tono de avellanado que nos pueda dar lugar a duda, como podemos ver en la imagen, la semejanza existe, aunque si nos fijamos un poco podremos ver la diferencia de color.

Indio Avellanado e indio Amarillo

Al revés que ocurre en otras ocasiones en este caso observar el color del envés de la pluma no nos despejará muchas dudas, la diferencia se hace inapreciable en este lado de la pluma.

Envés de dos mazos, a la izquierda un avellanado y a la derecha un amarillo.

La diferenciación debemos hacerla por la cara frontal, en el haz, es ahí donde el matiz del color nos dará la clave, el avellanado no marca ese color amarillo, tiene un tono marrón pálido como se puede apreciar en la imagen.

Haz de dos mazos, a la izquierda un avellanado y a la derecha un indio.

Montajes

Hablar de avellanados es hablar del carne, el carne avellanado, es cierto que esta pluma también es muy útil a la hora de imitar algunos tricópteros, pero sin duda las moscas ahogadas o moscas leonesas se llevan el protagonismo.

Carne avellanado: pluma Indio avellanado, cuerpo carne y brinca huevo.
Carne avellanado montada en un anzuelo del 14.

Uno de los secretos de las ahogadas radica en el aspecto de las misma que le confiere la combinación de sedas, brinca y pluma de gallo de León, como en el caso de esta mosca, el color de la brinca juega un papel fundamental en la apariencia del montaje, la brinca color huevo hace que una vez mojada la mosca adquiera un color diferente, el que es realmente su color en acción de pesca.

Detalle de la mosca ahogada seca.
Detalle de la mosca ahogada mojada.

 

Equipo de trabajo

Antonio Gómez
Oscar del Blanco

www.moscasdeleon.com

Categorías: Avellanado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *